Juu Sai Madoushi Cap. 15

Capítulo 15: El Palacio de la Verdad

 

Después de eso, Ferris continuó analizando la magia.

 

No podía evitar el estar divirtiéndose. Junto a sus palabras, fuego y hielo fueron creados, era como si un enorme cambio estuviera pasando en el mundo.

 

Quería saber que tan alto podía llegar, y cuánta magia podía lograr, leía muchos libros en la biblioteca. Quería aumentar sus habilidades lo más posible.

 

No estaba satisfecha con los libros de magia alineados en los estantes de la biblioteca, por lo que le pidió a la bibliotecaria que la dejara entrar al almacén subterráneo.

 

El almacén estaba lleno de telarañas y cubierto de polvo. A pesar de que su lindo uniforme se llenó de suciedad y se puso completamente negro, sus ojos brillaban y resplandecían.

 

Muchos libros de magia antiguos que ya no podían ser usados en la escuela de magia estaban almacenados allí.

 

Había libros tan viejos que estaban en pésimas condiciones, diferentes tipos de libros que fueron usados en las clases, todos esos libros estaban llenos una misteriosa aura.

 

Entre esos libros de magia, había uno tan gastado que tenía manchas rojas aquí y allá. Cuando Ferris abrió una página de ese libro, inclino su cabeza.

 

“Magia… para alcanzar la verdad…]

 

Qué extraña magia.

 

Esa no era magia de fuego, ni magia de agua, tampoco alguna magia mental. Sus efectos mágicos que ocurrirían en el mundo real tampoco estaban escritos.

 

Pero allí estaba algo.

 

「Si utilizas este aria, mi señora regresara a la verdad」estaba escrito.

 

La forma en que se usó “mi señora” era rara. ¿No se supone que el libro sería leído por algún hombre?

 

Además, a excepción de esa página, que tenía esa oración, cada una de las otras páginas del libro estaban en blanco.

 

Era un extraño libro de magia.

 

Pero, de alguna manera, Ferris se sintió fuertemente atraída por ese libro.

 

Ella puso su dedo y siguió la oración en el libro, leyó el aria que estaba escrito allí.

 

[Yo… ahora regreso]

 

En su campo de visión, hubo una explosión de luz.

 

—————————————————————————-

 

Cuando se dio cuenta, Ferris estaba en un extraño lugar.

 

Estaba en un majestuoso castillo similar al palacio que Lotte-sensei mostró durante la clase de historia con magia mental.

 

Enormes pilares la rodeaban y se extendían hasta el cielo.

 

Su superficie parecía la superficie de un lago, pero Ferris, que estaba parada allí, no se estaba hundiendo.

 

No había paredes, en todas las direcciones estaba rodeada por el cielo.

 

En el lugar donde estaba Ferris, había un camino derecho, a su izquierda y a su derecha, estaba puesto un grueso pilar.

 

El camino llevaba hacia unas escaleras de color verde esmeralda, en la parte superior había un elegante trono hecho de brillantes joyas.

 

[A-aquí … ¿aquí que es?]

 

Ferris caminaba mientras temblaba.

 

Debería estar en el almacén de la biblioteca ahora mismo, no entendía que ocurrió.

 

Después de caminar por el pasillo con pilares, colocó su pie en el primer escalón que conducía al trono.

 

En ese momento, una gran cantidad de imágenes atravesaron su cerebro.

 

Sangre, gritos, muerte, luchas, incendios, cadáveres, cadáveres, cadáveres.

 

Eran unas terribles imágenes y sonidos, esa información apareció con una absurda velocidad y atacó su pequeña mente.

 

[¡¡Hyaa!!]

 

Ferris retiró su pie del escalón.

 

[Que, que fue eso de ahora…]

 

En su confusión, escucho una voz a su espalda.

 

[No hay necesidad de temer, mi Reina.]

 

[Eh…]

 

Cuando se dio la vuelta, vio algo que se levantaba desde los cuatro grandes pilares.

 

Uno era un monstruo como una negra sombra.

 

Otro era un musculoso gigante.

 

Otra era una hermosa mujer con tres ojos.

 

Y el último era, como un trozo de fuego, Leviathan.

 

Leviatán se inclinó cortésmente.

 

[Bienvenida, mi Reina. Hemos estado esperando el regreso de su alteza por un largo tiempo.]

 

[Eh… ¿eh? ¡¿Qué quieres decir?!]

 

Ferris estaba confundida.

 

[Es como le he dicho. Y nosotros somos sus sirvientes su Alteza. ¿entiende eso?]

 

[Yo, no lo sé]

 

[Entonces, por favor tome asiento en ese trono. Su alteza entenderá cuál es la verdad.]

 

[¿¿El de ahí…??]

 

En el lugar al que Leviatán apuntaba, Ferris vio el trono allí.

 

Era hermoso, pero de alguna manera le daba miedo.

 

Ella dio un solo paso en la escalera y vio unas imágenes muy aterradoras. No sabía qué pasaría cuando se sentará en ese trono.

 

Adivinando que Ferris dudaba, Leviatán rio.

 

[No hay necesidad de tener miedo. Si su alteza se sienta en ese trono, todo estará en su poder. Conocimiento, verdad y poder. Después de eso, seguramente, su alteza destruirá a los tontos humanos y gobernará el caótico mundo como su reina.]

 

[¿Destruir… a la humanidad…?]

 

Ferris dejó las escaleras.

 

[Sí, eso es correcto. Si su alteza recupera su verdadero poder, eso sera algo fácil.]

 

Leviatán involuntariamente se rio entre dientes y continuó.

 

[En primer lugar, la forma en que los humanos usan la magia con un ‘aria’ es porque simplemente copian las palabras de su alteza, engañan a la fuente de la magia y la manipulan. Si se trata de su alteza, entonces solo necesita dar la orden y la fuente de la magia la obedecerá. Destruir a la humanidad es como un juego de niños…]

 

Leviatán movió ruidosamente su cuerpo de llamas.

 

El otro monstruo estaba mirando a Ferris con los ojos llenos de expectativa.

 

Ferris estaba atrapada por el poder que parecía estar listo para saltar sobre ella una vez que se negara. Sin embargo, pensó que no tenia que escuchar lo que le decían obedientemente.

 

[¡Me niego!]

 

Ferris gritó.

 

[¿Eh…? Justo ahora, ¿qué es lo que dijo su alteza?]

 

[Yo, no entiendo la razón, pero no quiero destruir a la humanidad.]

 

[Oh… entonces, solo someterlos está bien. Si tu alteza toma asiento en el trono, toda clase de poder estará a su alcance.]

 

[¡Yo tampoco quiero someteerlos! Lo que quiero es… ¡no es eso!]

 

Apretando su puño, ella levantó la voz hasta el límite.

 

Esa voz extrañamente pasó y retumbo a través del palacio.

 

[… Lo siento, aunque me estuvieron esperando. Pero este no es el lugar donde debo regresar… por favor devuélvanme a mi mundo.]

 

Leviatán solo pudo suspirar por la petición de Ferris.

 

[Por supuesto, la orden de mi Reina es absoluta… ¿pero realmente está bien? Si su alteza regresa al otro mundo, los recuerdos de su alteza sobre este lugar se perderán. La información de esta alta dimensión no puede existir en el cuerpo de una niña de diez años.]

 

[Está bien… no recordarlo.]

 

[¿Aunque su alteza sea la Reina?]

 

[Está bien. Ya que no soy una reina, solo soy una esclava.]

 

Ferris se rió alegremente.

 

————————————————————-

 

[¡Ferris! Estás bien, ¿verdad?]

 

Por la voz llena de angustia de Alicia, Ferris abrió sus ojos rápidamente.

 

Frente a ella, estaba la cara de Alicia llena de lágrimas.

 

Cuando confirmó lo que veía, Alicia la abrazó con fuerza.

 

Estaban en la cama, dentro de la enfermería de la escuela.

 

La vista detrás de las ventanas era completamente negra.

 

[Eehh… Alicia-san…. Qué me pasó…]

 

[¡Como ya era tarde y no regresabas, te busqué en la biblioteca! Y te encontré colapsada en el almacén. No despertabas incluso cuando te sacudí, y la enfermera no sabía por qué te desmayaste.]

 

[Yo, lo siento, te hice preocupar.]

 

Ferris vaciló en responder a la voz llorosa de Alicia.

 

[Un… está bien. Porque Ferris ya despertó. Bienvenida, Ferris.]

 

[Si, estoy de vuelta.]

 

Suavemente abrazada por Alicia, Ferris también la abrazó.

 

Dado que sus recuerdos después de leer el libro de magia en el almacén de la biblioteca desaparecieron por completo, ella no supo qué había hecho.

 

Pero, de alguna manera, la sensación de que había hecho lo correcto llenaban su pequeño cuerpo.

 

—————————————————————

 

Y en el palacio de la verdad,

 

Las bestias invocadas, incluido Leviathan, estaban reunidas y sostenían una conversación.

 

[Aun así… me preocupa. Nunca pensé que la Reina se negaría.]

 

[No se puede evitar. Debemos obedecer su voluntad.]

 

[No tenía que terminar así ¿verdad?]

 

[Hasta que llegue el momento, debemos apoyarla desde las sombras.]

 

[Parece que hay algunos tontos que han estado tratando de contactarla…]

 

Las bestias convocadas movieron sus cuerpos y desaparecieron en los pilares como fantasmas.